A continuación, referenciamos acciones a tener en cuenta durante esta fase:

1. Planificar el reinicio escalonado de labores:

Determinar cuál será la secuencia de reinicio de la operación comercial, preparándose para escenarios que podrían requerir aumentar o disminuir la demanda de los productos y servicios que ofrece la empresa, determinando el número de colaboradores para retomar labores, teniendo en cuenta un número mínimo esencial para que de forma temporal puedan asumir diferentes cargos y funciones, donde la operación sea adecuada, segura y con calidad, siempre y cuando la necesidad, puestos de trabajo y servicios lo permita.

2. Verificar el estado de salud de los colaboradores:

Se debe constatar que los colaboradores que retomaran funciones administrativas, logísticas y operativas del establecimiento comercial, no estén al momento de reinicio con manifestaciones de síntomas referentes a enfermedades infectocontagiosa, para lo cual las que manifiesten dichos síntomas deberán ser remitidas a la EPS y seguir las indicaciones médicas y terapéuticas para la afectación presentada, y solo retomarán funciones una vez sea superada dicha afectación de salud. * ( Si no ha realizado los exámenes médicos ocupacionales de rutina o ingreso es una oportunidad importante para realizarlos).

Tenga en cuenta además validar esquemas de vacunación, vigencias de cursos de manipulación de alimentos y demás certificaciones necesarias para realizar oficios con características especiales determinadas por la normatividad.

También se debe concienciar al personal para que, de forma real, tengan en cuenta manifestar las afectaciones de salud de su núcleo familiar, ya que esto implica que, de presentarse casos de enfermedades infectocontagiosas con sus miembros, podría el colaborador se portador asintomático y como tal ser vector y afectar a todo el resto de colaboradores con los que interactúa durante su trabajo.

3. Formación y entrenamiento:

Preparar al personal que inicia operaciones, capacitarlo y entrenarlo en acciones de contingencia, medidas de bioseguridad y autocuidado referente a los riesgos por exposición, de acuerdo a cada labor o actividad comercial realizada.

Temas de formación:

  • Política SST, roles y responsabilidades del SG-SST.
  • Riesgos laborales.
  • Bioseguridad y operación comercial.
  • Rutinas de limpieza y desinfección de las instalaciones.

4. Establecer normas de distanciamiento social y atención al cliente:

Establecer reglas para modificar la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona (como apretones de manos, abrazos, besos entre otros).

  • Definir metodología para realizar las reuniones de trabajo disminuyendo el número de personas de manera presencial, apoyándose en medios tecnológicos virtuales o teleconferencias.
  • Distribución de los puestos de trabajo en la oficina, evitando la saturación de espacios donde pueda haber la posibilidad de contagios múltiples.
  • Determinar los procedimientos de servicio al cliente, determinando cantidades tope de clientes o usuarios de forma simultánea en las instalaciones.
  • Incrementar las rutinas de aseo y desinfección de áreas comunes de circulación, baños, cafetines, ascensores, vestiers, entre otros, implementando con el personal de servicios generales el sistema de chequeo y verificación sistemática de las rutinas desarrolladas.